Oración a Santa Rita

Oración a Santa Rita

Santa Rita de Casia es una de las santas más reconocidas de la Iglesia Católica. Es considerada la “Santa de lo Imposible” por sus extraordinarias respuestas a las oraciones.

Están comprobados incontables milagros de Santa Rita y sus fieles muestran su devoción en todo el mundo.

Rita quería ser monja desde niña; sin embargo, para respetar a sus padres, aceptó casarse y aunque su esposo le ocasionó muchas amarguras; ella le restituyó plegaria y misericordia que lograron convertirlo en una persona servicial hasta el momento de su asesinato. Cuando descubrió que sus dos hijos pretendían vengar el asesinato del padre; le rogó a Dios por ellos. Poco después, ambos murieron habiendo aprendido que la venganza no servía y aceptando la voluntad de Dios.

Desde ese momento, Rita se entregó a la plegaria, la expiación y a la caridad. En ese tiempo solicitó la admisión al Convento Agustiniano en Casia, pero no fue aceptada. Entonces, comenzó a implorarles a sus santos patronos -San Juan Bautista, San Agustín y San Nicolás de Tolentino-; así ingresó al convento; lo que se consideró un milagro.

En el convento, Rita caracterizó su accionar y actitud con constante caridad y penitencias. La historia cuenta que sus oraciones obtuvieron asistencias especiales de Dios y que tenía una herida de espina en su frente; que era muy dolorosa y desprendía un olor desagradable. que ella valoraba como una gracia divina. La llaga persistió toda su vida. Era la marca de la corona de espinas de Jesús en la cruz; un estigma divino.Otro milagro está relacionado con el cuerpo de Santa Rita pues se conservó perfecto por varios siglos y en ocasiones despedía un aroma suave. Durante la ceremonia de beatificación, se elevó y abrió los ojos.

Imagen de Santa Rita

Imagen de Santa Rita

En las imágenes de estampas, medallas y figurillas aparece representada con rosas, higos y amapolas.

La rosa es uno de los símbolos de Santa Rita porque ella relataba que cuando estaba casada, su marido le prohibía alimentar a los pobres y que una mañana cuando salía de su casa con un pan bajo el ropaje, el hombre la enfrentó y le quitó el vestido. El pan se había transformado milagrosamente en rosas.

Historia de Santa Rita

En el invierno antes de morir, su prima le preguntó si quería algo y Rita le solicitó que le llevara una rosa del jardín del convento. La prima pensó que no hallaría nada; sin embargo, encontró un pimpollo de rosa que le llevó a Rita. Esa rosa representa el amor de Jesús hacia Rita y la capacidad de la Santa para interceder por las causas imposibles.

Cada 22 de mayo, las iglesias de Santa Rita y las regidas por la Orden de San Agustín, obsequian a los fieles rosas que el sacerdote bendice.

También cuenta la historia que después de que Rita fue bautizada, abejas blancas rodeaban su cuna y depositaban miel en su boca sin hacerle daño.  Actualmente, en el convento donde vivió como monja agustina hasta fallecer, se encuentran las abejas en los muros y los devotos las nombran “abejas de Santa Rita”, relacionándolas con las abejas que alimentaban a Rita después de su bautismo.

Santa Rita falleció en 1457 a los setenta y seis años y la gente se juntó en el convento para darle un respetuoso adiós. Doscientos años después fue beatificada por el papa Urbano VIII y en 1900 fue canonizada por el papa León XIII.

A Santa Rita se le reza pidiendo por causas imposibles y desesperadas; por amor y por trabajo. La santa, siempre intercede ante Dios a través de las oraciones de quienes ruegan por ella.