Lipoescultura o liposucción sin cirugía

Lipoescultura o liposucción sin cirugía

La lipoescultura es una de las muchas operaciones de estética que hay en el mercado. Con ella podemos eliminar de la parte elegida del cuerpo los depósitos de grasa que se originan entre la piel y el músculo. Con esta definición podemos también englobar a otras operaciones como la liposucción o la ultracavitación, pero existen varias diferencias que abordaremos más adelante.

Lipoescultura o liposucción sin cirugía

Tanto la lipoescultura como la ultracavitación se pueden aplicar en zonas como las piernas, el abdomen, las rodillas, los brazos, las nalgas o la papada. Hay que tener en cuenta si lo que queremos es eliminar la grasa localizada en una parte del cuerpo o si el exceso de grasa se distribuye por todo el cuerpo. En el segundo caso, debemos evaluar más exhaustivamente si queremos aplicar la ultracavitación o lipoescultura en una sola zona, ya que para zonas más amplias es recomendable la liposucción.

Ninguno de los dos métodos sirve para perder peso. Lo que se consigue tanto con la lipoescultura como con la ultracavitacion es esculpir el cuerpo a través de la eliminación de grasa. Este método se debe utilizar siempre que con otros como el ejercicio o las dietas no lo hayamos podido conseguir.

Lipoescultura o liposucción sin cirugía

Diferencias de la lipoescultura con la ultracavitación

Las diferencias entre las dos técnicas son evidentes. La lipoescultura se acerca más a la liposucción en cuanto al proceso: se realiza una pequeña incisión en la zona para extraer la grasa a través de una cánula, que al ser más pequeña que la de la liposucción hace mejorar los tiempos de recuperación.

En el caso de la ultracavitacion ese tiempo de recuperación se reduce a cero. No debemos recuperarnos de una operación en sí, pues lo que realmente hace la operación es romper a través de ondas los tejidos de grasa. Tan solo debemos preocuparnos en seguir las instrucciones del profesional para eliminar esa grasa, a través de la orina y del sistema linfático.

La lipoescultura sin cirugía y la ultracavitación

Es cierto que hasta este punto nos hemos centrado en la lipoescultura de tipo general, pero hay que tener en cuenta que también existe otro tipo conocido como la lipoescultura sin cirugía y no invasiva.

Dentro de la lipoescultura sin cirugía se encuentran técnicas como la ultracavitación o la radiofrecuencia. O sea, no es una técnica en sí, son varias, en las que lo que buscamos es eliminar las bolsas de grasa del cuerpo sin necesidad de una intervención quirúrgica.

Es cierto que sus resultados son muy buenos, pero no son tan permanentes como con la lipoescultura convencional. Para que los resultados se mantengan con el tiempo es necesario unas cuantas sesiones de ultracavitación, radiofrecuencia, presoterapia…lo que elijas, y después es obligatorio llevar una vida sana en la que haya una buena alimentación y ejercicio físico.

antes y despues

Requisitos para la lipoescultura

Es muy importante cumplir unos requisitos para poder acceder tanto a la lipoescultura como a otras terapias como la ultracavitación. En concreto, se debe cumplir:

  • Ser mayor de edad (18 años).
  • No es compatible con mujeres que estén embarazadas o en época de lactancia.
  • No se debe considerar un método para bajar de peso, por lo que no es recomendable para personas con sobrepeso.
  • En el caso de la lipoescultura con intervención quirúrgica la anestesia utilizada es la lidocaína, por lo que no es compatible con personas que sean alérgicas a esta sustancia.