Cómo blanquear los dientes con limón

Cómo blanquear los dientes con limón

Los dientes se ponen amarillos con suma facilidad, especialmente por las bebidas que consumimos cotidianamente.

Una de las maneras naturales de limpiarlos es utilizar limón. Por eso, en este artículo les ofrecemos ideas sobre cómo blanquear los dientes con limón.

Este cítrico tiene la propiedad abrasiva de eliminar las manchas dentales oscuras y facilita la eliminación del sarro acumulado.

Limón y agua

Para prepararlo hay que colocar en una cacerola pequeña el jugo de un limón con doscientos cincuenta mililitros de agua a fuego fuerte hasta que hierva. En este momento, retirar del fuego y dejar enfriar. Lo ideal es usar la preparación como buche después del cepillado de dientes.  Se recomienda usarlo una vez por semana para evitar que el exceso del ácido del limón dañe o deteriore el esmalte dental.

Cáscara de limón

La propuesta es fregar los dientes con la parte interior de la cáscara del limón. Después de frotarlos, se enjuaga con agua. Este tratamiento puede realizarse antes o después del cepillado.

Limón y bicarbonato

Se mezcla una cucharada de bicarbonato de sodio con el jugo de medio limón. Hay que aplicar la pasta con un cepillo de dientes durante dos minutos, y posteriormente enjuagar la boca muy bien haciendo buches con agua tibia.

Esta acción no debe realizarse más de dos veces por mes.

Limón y sal.

Se elabora uniendo una cucharadita de sal con una cucharada de jugo de limón recién exprimido. Se coloca la preparación sobre el cepillo y se friccionan los dientes suavemente y durante pocos segundos. Considerando que la mezcla es muy abrasiva se aconseja no repetir el tratamiento antes del mes para evitar dañar el esmalte.

Cuidados

Es importante recordar que los remedios caseros son eficaces, pero es preciso consultar al odontólogo para evitar contraindicaciones o perjuicios en la salud bucal. También es fundamental recordar que el limón si se aplica en exceso puede generar daños en el esmalte dental.

Seguí leyendo: