EL árbol de la vida Celta

El árbol de la vida es uno de los símbolos más importantes dentro de la cultura Celta, representa sus dioses y la energía de la naturaleza en conjunto.

Para la cultura celta, los árboles aportan protección, leña para el fuego, y su sombra era utilizada por tradición para cerrar pactos, hacer acuerdos y hasta actos dedicados a sus dioses. También festejaban bodas y juramentos a su sombre, eran testigos de su fe.

EL árbol de la vida Celta

Según expertos, el símbolo del árbol celta, enlaza la vida con la existencia, a través de la unión de la tierra con el ciclo, es por esto que sus raíces son profundas y largas, y se extienden hacia arriba atravesando el tronco que llega a las ramas que simbolizan el cielo.

Gracias a esto, el árbol para los celtas representaba seguridad, prosperidad y sabiduría en las personas, por ello la importancia en su cultura y su presencia en rituales y celebraciones.

Niveles del árbol celta

Niveles del árbol celta

En muchos símbolos de la cultura celta se pueden apreciar tres tipos de elementos, esto se debe a que para ellos los sucesos podían tener tres resultados, ser buenos, malos o neutros, esto se debe a que para ellos el universo estaba conformado por los mundos Keugant, abred, y gwenved, es por esto que en muchas representaciones de la cultura celta se pueden apreciar tres divisiones, como es el caso del árbol de la vida celta.

Retomando con este símbolo y sus tres componentes, el árbol sagrado se constituye por un nivel subterráneo compuesto por las raíces, una superficie representada por el tronco del árbol, y el cielo representado por la copa del árbol.

Los celtas, creían que el hombre y la mujer tenían en su interior un árbol, el cual se desarrollaba a medida que desarrollaban sus conocimientos y habilidades, y les permitía tener un profundo nivel espiritual teniendo conexión con el cielo y con el mundo de los muertos a través de las profundidades de sus raíces.

Sin dudas es una cultura más que interesante.

Seguí leyendo: